martes, 2 de diciembre de 2014

Nuestros bosques autóctonos.

El día 23 de noviembre se celebró el día Mundial de los Bosques Autóctonos. El día de los Bosques Autóctonos surge dentro de la Campaña denominada BOSQUES AUTÓCTONOS, suscrita por varias ONGs españolas, que se desarrolla desde hace años y que persigue, entre sus muchos objetivos, concienciar a la opinión pública sobre todo aquello relacionado con los bosques autóctonos de la Península Ibérica, tales como propagación de especies, problemáticas, importancia de las especies autóctonas, educación ambiental, etc., además de buscar que se potencie la recuperación de nuestros bosques y evitar su desaparición, este último hecho favorecido entre otros factores, por las plantaciones forestales con especies no autóctonas que se produjeron desde los años 50 desmontando la vegetación natural existente.

  ¿QUÉ ES LA VEGETACIÓN AUTÓCTONA?
Cuando hablamos de vegetación, plantas, árboles o flora autóctona nos referimos a la que existe de forma natural en una región determinada, o incluso un país, adaptada a sus condiciones ambientales, ya que se reproduce en estos lugares desde hace mucho tiempo. En Fuenlabrada y otras muchas zonas de Madrid es el caso de las encinas, enebros, retamas, jaras, romeros...

  ¿POR QUÉ PLANTAMOS ÁRBOLES Y PLANTAS AUTÓCTONAS?
Las especies autóctonas son las que debemos plantar y favorecer en nuestro entorno, porque son las que más garantía nos ofrecen de crecer prosperar en las duras condiciones de nuestro clima, tan frío en invierno y tan caluroso en verano. Si plantamos especies de ambientes donde la lluvia es más frecuente, tendremos que regar con más frecuencia de lo habitual y por tanto tendremos que gastar mucho agua, además de no asegurarnos que resistirán las heladas de invierno.

Dentro de la Península Ibérica, existen distintos tipos de bosques autóctonos que se distribuyen por el territorio en función de las condiciones ambientales, de manera que si nos desplazamos del noroeste al sureste vamos pasando de un clima más suave en temperatura y más húmedo en precipitaciones a otros más duros en temperaturas y más secos en precipitaciones. De esta forma, en el norte de la Península predominan los bosques de hayas, robles, abetos, abedules, acebos, tejos, etc. mientras que a medida que nos desplazamos hacia el sur los bosques predominantes son los de encinas, alcornoques, sabinares y enebrales. No debemos olvidar la vegetación ribereña que aprovecha las condiciones de humedad del suelo para llegar a constituir impresionantes formaciones de bosques llamadas de 'galería' tal es el caso de los fresnos, alisos, álamos y sauces.
Todos ellos constituyen nuestro más valioso patrimonio natural, dado que forman nuestros más importantes paisajes naturales, al mismo tiempo que albergan la fauna ibérica de interés mundial, patrimonio genético que es nuestra obligación conservar.

 

Nosotros hemos querido sumarnos a esta celebración y hemos estudiado por grupos los diferentes bosques españoles, creando actividades para poder enseñar lo que hemos aprendido a compañeros de otros cursos Estos son nuestros trabajos:



 








No hay comentarios:

Publicar un comentario